Juan Carlos Ojeda Cuaran - Ing.Sistemas

La antropología en la actualidad

La amplitud de sus intereses hace de la antropología una disciplina con numerosos campos de especialización que, en ciertos casos, se han desarrollado como áreas semiautónomas y con un carácter eminentemente interdisciplinario debido a que se ocupan de temas que interesan a otras ciencias humanas. Este hecho hace de la antropología una disciplina eminentemente moderna, ajena en buena medida a la estricta división de otros campos del saber, poco proclives a abordar una misma problemática desde diferentes ópticas científicas. 

A pesar de la amplitud de su horizonte científico, la antropología consta de un núcleo de intereses característico. En primer lugar, encontramos como tema central de la reflexión antropológica la descripción y explicación de las diferencias y similitudes entre las sociedades y grupos étnicos de diversos continentes. Se trata de una reflexión que se encuentra presente en el origen mismo de la antropología y que no la ha abandonado a lo largo de su desarrollo como disciplina científica, aunque ha pasado por sucesivos replanteamientos como resultado del surgimiento de nuevos enfoques teóricos y escuelas. 

Este interés acerca de la unidad y diversidad de la especie se presenta tanto en el plano sociocultural como en el biológico, por lo que la antropología lo ha abordado desde sus dos ramas más importantes: la antropología física y la antropología cultural. 
En el intento de explicar las similitudes y diferencias entre las diversas sociedades humanas es decisiva la consideración de los pueblos no occidentales, muchos de los cuales han surgido y se han desarrollado ajenos a las tradiciones históricas bien documentadas, razón por la que constituyen un punto de máxima divergencia en el estudio comparativo de las sociedades. Si bien la antropología cultural no ha excluido de su campo de interés ningún tipo de sociedad, han sido precisamente los pueblos más alejados de las tradiciones históricas europeas los que han centrado su atención, sociedades ágrafas o sin escritura en la época en que entraron en contacto con Occidente. 

En buena medida, los métodos de investigación y las teorías elaboradas por la antropología cultural resultan de este temprano interés por sociedades sin escritura. Así, encontramos que en la antropología cultural la técnica de investigación básica es el estudio sobre el terreno o trabajo de campo, realizado por el antropólogo que se ha trasladado hasta la sociedad que le interesa investigar. 
El resultado del trabajo de campo es la elaboración de una etnografía, trabajo de corte descriptivo en el que se presentan los materiales recogidos de forma directa, obtenidos durante la investigación mediante la observación, la participación en las actividades de la sociedad y la aplicación de cuestionarios o la realización de entrevistas a individuos seleccionados. Dado que el antropólogo cultural busca construir una imagen global y coherente de las instituciones de la sociedad que estudia, emplea en su trabajo técnicas de investigación de corte cualitativo antes que cuantitativo. 

La notable diversidad étnica de las sociedades humanas ha sido abordada en su dimensión biológica por la antropología física en dos vertientes principales. Por una parte, el trabajo de los antropólogos físicos ha consistido en la descripción y explicación de la variedad física, de la diversidad racial de la especie. Por otra parte, en su dimensión histórica, la antropología física se ha interesado por la reconstrucción de las formas humanas a partir de los vestigios fósiles (paleoantropología) y del estudio de los primates superiores.

© 2010 Todos los derechos reservados.

Haz tu web gratisWebnode